Monday, April 30, 2012

se escucha el rugir del aguacero

Hace tres días que diluvia en Madrid.
El diluvio en Madrid me trae, inevitablemete, dos recuerdos.

El primero es el del 12 de marzo del 2004, un día después del 11-M (el atentado terrorista en el que 10 bombas explotaron simultáneamente en 4 trenes de cercanías en hora pico y murieron 191 personas). Todavía nos duraba el shock del día anterior, y fuimos (mis compañeros de clase y yo) a una marcha multitudinaria. Faltaban dos días para las elecciones presidenciales que se dieron vuelta por los atentados. Era viernes y diluviaba. "No está lloviendo, el cielo está llorando" se volvió una consigna de ese día.



El segundo recuerdo es más feliz. Un par de meses después, el 22 de mayo, se celebraba la boda entre Felipe y Letizia. Para escapar del agobiante clima de boda real de la ciudad, M. y yo, con algunos amigos más, nos fuimos al País Vasco. En un bar de San Sebastián, mientras nos comíamos los pinchos más deliciosos de nuestras vidas, miramos la boda real por la tele. En San Sebastián era un día hermoso, pero en Madrid diluviaba.



No puedo negar que ando por Madrid con cuidado a ver dónde piso. La ciudad está sembrada de recuerdos muy hermosos. La lucha está en tratar de que el dolor de lo que pasó después no vuelva tristes los recuerdos felices. Y en plantar recuerdos nuevos. Creo que vengo ganando.

4 comments:

Ann April 30, 2012 at 11:23 AM  

Qué fuerte revisitar un lugar tan lleno de recuerdos...

Me encanta cómo escribís, mer, creo que es lo único que te dije, las pocas veces que me animé a comentar...

Besos

Pilikina May 1, 2012 at 5:06 PM  

Te deseo que tengas bonitos recuerdos de los viajes.

Anonymous May 3, 2012 at 3:55 PM  

Pequeña lucha la tuya, Mer.... un abrazo, malagata

Anonymous May 23, 2012 at 7:45 PM  

Me puse al día con tu blog. Seguí escribiendo que estamos acá!
Besos
@_Ppp

  © Free Blogger Templates 'Photoblog II' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP